Top

Blog

Prosumidor

A estas alturas nadie cuestiona la transformación que han provocado internet, las redes sociales, el móvil y las APPS en las formas de comunicarnos y de relacionarnos. Cómo han transformado nuestra forma de compartir conocimiento, el ejemplo quizá más evidente es la Wikipedia. También a cambiado nuestra forma de creación colectiva o colaborativa popularizada quizá con los protocolos utilizados en  la creación de software libre y distribuido a través de un proceso de código abierto (open source) e incluso como están favoreciendo el crecimiento de modelos económicos como puede ser el “sharing economy” o “consumo colaborativo”. Hoy en día bastante cuestionados. Por si no sabes lo que es, el consumo colaborativo es un modelo basado en compartir o intercambiar servicios o habilidades entre dos o más sujetos para satisfacer una necesidad y que se ha popularizado gracias a las redes sociales. Permiten que la confianza en el servicio se vea reforzada por las valoraciones y referencias añadidas por otros usuarios. Algunos ejemplos serian Airbnb, compartetren.com o ofrezcoacambio.com.

En concreto nos vamos a centrar en dos características de estas tecnologías que han afectado a nuestros hábitos de relación y por consecuencia están generando nuevos lenguajes que surgen de la facilidad de acceso a la información y la democratización de los medios. Es decir por una parte tenemos un dispositivo conectado que nos permite acceder a la información, creándose la falsa ilusión de que tenemos acceso infinito, y por otro lado con el mismo dispositivo nos podemos convertir en productores de contenidos que nos permiten enriquecer o sobresaturar los canales sobre todo las redes sociales.

El usuario como productor de contenidos es lo que se ha definido como prosumidor. El prosumidor es un acrónimo formado por la palabra productor y consumidor. El término no es un término nuevo, de hecho ya en 1970  Marshall McLuhan y Barrington Nevitt sugirieron, en su libro Take Today, que con la tecnología electrónica el consumidor podría llegar a ser un productor y consumidor al mismo tiempo. Pero es en la actualidad en la que el término describe perfectamente a millones de usuarios de la red ya que son cada vez más las personas involucradas que suben información a la red y a su vez son consumidores de la misma, creando así un abanico de información en todos los sentidos.